Asociación

Nuevos Horizontes

LA ANSIEDAD

Sintomas
Ansiedad generalizada
¿Qué es una Fobia?
Fobia específica
Fobia social
Pánico
Pánico y agorafobia

AUTOAYUDA

Afirmaciones positivas
Trabajar con las afirmaciones
Haz tus afirmaciones
La autoestima
El poder  del pensamiento positivo
Aprendiendo a meditar
Estrategias de superación
Recomendaciones de alimentos

INFORMACION

Grupos de ayuda
Diccionario de fobias
Casos reales
Enlaces
Noticias médicas
Noticias sanitarias

OCIO

Albún de fotos

Entra en el Chat

AYUDA PARA DEJAR DE FUMAR

DEJAR DE FUMAR


manda un e-mail



Volver a principal Volver casa Entra en el Foro Entra en el foro Entra en el chatEntra en el Chat Envía un emailCorreo


 

Ansiedad Generalizada

¿Qué es un trastorno de ANSIEDAD GENERALIZADA?

El TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA se caracteriza principalmente, como su nombre lo indica, por la ansiedad y la preocupación excesivas, difíciles de controlar y que provocan un malestar subjetivo y deterioro en la calidad de vida, que alcanza a interferir en las áreas de los laboral, lo social y lo familiar. Estas preocupaciones son permanentes, intensas, perturbadoras y duraderas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas que acompañan esta ansiedad y preocupación excesivas son la inquietud, la fatiga, dificultades en la concentración, irritabilidad, tensión muscular, trastornos del sueño.

A éstos se les puede agregar temblores, inquietud motora, dolores y entumecimientos musculares, manos frías, sudoración, sequedad de boca, naúseas, diarrea, aumento de la frecuencia en ir a orinar.

¿Cuáles son las consecuencias del TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA?

Un paciente que sufre un trastorno de ansiedad generalizada tiene dificultades para olvidar sus preocupaciones, y éstas se centran generalmente en circunstancias de la vida cotidiana, como puede ser el trabajo, la familia, la salud, circunstancias que normalmente podrían controlarse, e incluso postergarse.

¿Quiénes se encuentran más expuestos a sufrir este trastorno?

Sin duda 8/1 de mujeres vs. varones, padecen con más frecuencia este trastorno y esto podría deberse a algún motivo asociado a la constitución psiconeuroinmunoendocrinológica femenina. Son las mujeres las más ansiosas durante todo el día, y esa ansiedad es permanente, con sentimientos de que lo catastrófico puede ocurrir en cualquier momento.

 

¿Cuál es el tratamiento?

Los tratamientos apropiados para este trastorno son el psicofarmacológico, la terapia cognitivo-comportamental individual y/o grupal, la psicoeducación, tanto individual como familiar, y reaprendizaje de las emociones.

Criterios para el diagnóstico

Ansiedad y preocupación excesivas (expectación aprensiva) sobre una amplia gama de acontecimientos o actividades (como el rendimiento laboral o escolar), que se prolongan más de seis meses.

Al individuo le resulta difícil controlar este estado de constante preocupación.

La ansiedad y preocupación se asocian a tres o más de los seis síntomas siguientes (algunos de los cuales han persistido más de seis meses). Nota: en los niños sólo se requiere uno de estos síntomas.

- Inquietud o impaciencia.
-
Fatigabilidad fácil.
-
Dificultad para concentrarse o tener la mente en blanco.
-
Irritabilidad.
-
Tensión muscular.
-
Alteraciones del sueño (dificultad para conciliar o mantener el sueño, o sensación al despertarse de sueño no reparador).
-
El centro de la ansiedad y de la preocupación no se limita a los síntomas de un trastorno del Eje I; por ejemplo, la ansiedad o preocupación no hacen referencia a la posibilidad de presentar una crisis de angustia (como en el trastorno de angustia), pasarla mal en público (como en la fobia social), contraer una enfermedad (como en el trastorno obsesivo-compulsivo), estar lejos de casa o de los seres queridos (como en el trastorno de ansiedad por separación), engordar (como en la anorexia nerviosa), tener quejas de múltiples síntomas físicos (como en el trastorno de somatización), o padecer una enfermedad grave (como en la hipocondría), y la ansiedad y la preocupación no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno por estrés post-traumático.

La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

Estas alteraciones no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o a una enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo) y no aparece exclusivamente en el transcurso de un trastorno del estado de ánimo, un trastorno psicótico o un trastorno generalizado del desarrollo.

 

Entra en los foros

 

Imprimir Página Web

Página de inicio

 

© 2003 M. Pino Antúnez ~TusNuevosHorizontes.com