Volver a principal Volver casa Entra en el Foro Entra en el foro Entra en el chatEntra en el Chat Envía un emailCorreo

yolanda

 

Bueno quisiera contar mi relato lo más ameno posible:

Me llamo Yolanda y vivo en Cádiz, nací en el seno de una familia obrera en Alemania y cuando tuve veinte meses me trajeron a España, aquí crecí hasta que con la edad de cuatro años tuve una encefalitis postsarampíonosa estuve ingresada más de un mes y 21 días en coma, sobreviví a esto y mi vida fue normal.

Con la edad de nueve años un vecino que teníamos, en casa me viola, hoy dicen abusos deshonestos, yo no sabia que hacia, solo que me enseñaba los juguetes de una trastienda de la juguetería de su padre, yo no podía decir nada a mis padres por que si no, no vería más los muñecos y así fui creciendo hasta que pasado un tiempo una amiga de la calle me dijo que era lo que hacia, tenia que callarlo, no podía decirle nada a mis padres, puesto que eran amigos de los suyos. Fui creciendo con esto en mi interior, sintiéndome mal, sucia y culpable por no haber dicho nada, a los dieciséis años conocí al que es hoy mi marido, Juan Antonio, salíamos juntos y mientras que nuestras relaciones no profundizaron bien, pero después las relaciones eran horribles, casi no me podía besar, comencé a padecer de nerviosismo y mis padres me llevaron a un psiquiatra, el cual no soluciono nada, entonces fue cuando lo confesé en casa, mi pobre madre se llevó un disgusto de aúpa y mi padre también, a Juan se lo conté también y me ayudo como pudo a superarlo.

Estudie auxiliar de enfermería con la suerte de colocarme en un hospital privado, en el cual me lleve tres años trabajando, pero el ultimo fue el peor, Juan y yo habíamos decidido de casarnos y estabamos arreglando las cosas, cuando una noche llegue a casa del hospital y me note un bulto en el cuello (como un garbanzo), al día siguiente se lo comente a uno de los médicos y me dijo que era duro y no tenia movilidad Comenzaron a hacerme pruebas, hasta que decidieron hacerme una biopsia, esta daba negativo y en medio de esto me casé, mi vida tomaba rumbo, era feliz, tenia un compañero médico que venia mucho a casa y un día le enseñe mi cuello ya tenia cinco bultos, me ingresaron una y otra vez e hicieron biopsias (hasta cinco) dio positivo, tenia un cáncer del sistema linfático, no podía decirlo en casa, no quería que sufrieran, así que lo calle hasta no tenerlo muy claro, siguieron las biopsias, ahora de medula, huesos, cuello otra vez y así hasta quitarme el bazo.

¡Luego vino la quimioterapia, vaya!. Se me cayó el pelo, fatigas y mientras intentando hacer que los demás no sufrieran, no quería hacerlo más difícil.

Por fin remite el cáncer y yo quería tener hijos, pues ahora quizás no los pudiera tener, la quimio era castraste, pero tenia que intentarlo así que nació Helena una niñita preciosa.

Mis padres estaban felices de ver que todo había ido bien, luego mi padre enfermó de un aneurisma de aorta y murió, yo me sentí culpable de su muerte, había sufrido con mi enfermedad, y cuando murió estaba conmigo... yo no reaccione, no le di masaje cardiaco, lo cual me hacia sentir culpable, más tarde entendí que no hubiese conseguido nada, tuve que fingir durante media hora que vivía mi padre para que a mi madre le hiciese efecto un tranquilizante, era hipertensa y diabética, eso era muy fuerte para mi.

A los quince meses del fallecimiento de mi padre fallece ella de una trombosis o como bien me dijo un amigo y de pena por que ella no luchaba por vivir, y murió.

Hoy tengo dos hijas preciosas, pero la ansiedad no me deja tranquila.

Pero voy a luchar contra ella con todas mis fuerzas, sé que tengo personas que me ayudan, vosotros y mis padres desde donde quieran que estén también me ayudaran.

Espero no haberos aburrido, pero este es el resumen de mi vida.

besitos a todos. Yoly

Besotesssssss

 

 

 

 

Papá y mamá: Aunque no estéis físicamente conmigo... siempre os llevaré en mi corazón

Hola!!

Sorry, your browser doesn't support Java(tm).

CARTA A MI PADRE
Querido papá:
Espero que estés descansando donde quiera que estés, supongo que estarás en la gloria junto a tus padres y hermanos, no puedes imaginarte como te echamos de menos aquí en el mundo, lloro muchísimo tu muerte y espero que me perdones por ello, sé que no te gusta verme llorar.
Todos los días procuro hablar contigo dentro de mi cabeza y ¿sabes? Me da la impresión de que te oigo contestarme cuando te pido consejos o consolarme cuando estoy triste cuando lloro como antes lo hacías .
Siento mucho lo que has sufrido antes de marcharte y quiero que sepas que hoy me siento impotente sin ti, de verdad papá.

Tu voluntad se cumplió tal como pediste…. Se te incineró y tus cenizas alimentan unas flores preciosas del cementerio, las esparcimos mis hermanos y yo, tus cenizas en mis manos quemaban al saber que ellas eras tu, papá te quiero mucho y me costó mucho hacer lo que tu nos pediste, pero espero te haya hecho feliz.

Te quiero mucho papá y no te olvidaré jamás, se feliz y descansa en paz tu hija que te adora Yolanda

Para mis padres con amor

CARTA A MI MADRE

Queridísima mamá:
Quiero escribirte hoy esta carta para decirte muchas cosas nuevas y otras que quise decirte antes y por vergüenza jamás te pude decir, hoy lo lamento y lo haré de por vida.
En primer lugar quiero que sepas que te echo muchísimo de menos, no te puedes imaginar la pena y la llaga tan grande que me ha provocado tu muerte.
Siempre decías que tu aquí no nos hacías falta, pero ahora que no te tengo creo que me siento desorientada como un perro abandonado en la calle después de tener un hogar.
Yo tenía muchas ilusiones y planes hechos para ti, tras la ausencia de papá, pero tu no me diste la oportunidad, creo que era mi padre desde el cielo el que te reclamaba, o quizás tu con tu afán de estar con él quien voló como una paloma en su busca, sin pensar en lo que dejabas aquí.

Mamá ahora estoy sola sin ustedes dos, ya sé que tengo a mi marido y a mi hija pero este vacío que tengo desde que faltáis……

El amor de madre que tenía y ya no tengo me duele, duele intensamente como si me faltara un miembro un miembro de mi cuerpo y no tengo posibilidades de recuperarlo, desgraciadamente te he perdido para siempre, jamás volveré a ver tu cara, tan bella tu piel que parecía de melocotón no podré sentirla jamás tus manos que me acariciaban hasta tu ultimo suspiro de vida en fin, creo que tu sabías lo que iba a suceder, tu lo anunciaste cuando te vi en el hospital ¡que desastre!! Exclamaste.
Por la mañana hablé contigo y por la tarde plufff, nuestras vidas se estropearon.
Ahora entiendo que madre solo hay una, jamás te olvidaré.
Por favor mamá permanece espiritualmente conmigo siempre y sonríeme desde el cielo. Yolanda

 

casosreales.gif (3500 bytes)

Jaime May Beatriz Cristal
Carlos Junior Tere Yolanda
Israel Padi Laly Tefy
Marta Yaiza Ales Mar
Nuria Juanma Luisen Jorge
Nita Sergio Kike Happiness TM
Augusto Emma Daniela  
 

 

manda un e-mail


© 2003  M. Pino Antúnez ~TusNuevosHorizontes.com